Fanta comenzó en los días de la Segunda Guerra Mundial cuando los aliados impusieron una prohibición comercial a Alemania.

The Coca-Cola Company no pudo importar el jarabe necesario para producir Coca-Cola en Alemania.

El Dr. Schetelig decidió crear un nuevo producto para el mercado alemán en lugar de Coca-Cola que pudiera fabricarse utilizando únicamente ingredientes disponibles en Alemania, que en ese momento eran principalmente fibra de manzana y un subproducto del queso.

Sabía a naranja y era de color amarillo.

El nombre Fanta proviene de ‘fantasie’, que en alemán significa ‘imaginación’.

Y obviamente el creador necesitó una buena imaginación para pensar que el queso y la manzana harían una buena bebida.

El nombre fue elegido por un vendedor llamado Joe Knipp.

A The Coca-Cola Company le gustó este nombre y decidió que ese es su nombre.

Fanta fue la segunda bebida producida por Coca-Cola, siendo la primera la Coca-Cola original.

Fanta Orange es el sabor más popular y está disponible en 180 países diferentes.

También hay más de 70 sabores en todo el mundo.